¿Quién pagará los daños en la explosión de la Magdalena?
Valore esta noticia

No se ha llegado a ningún acuerdo entre los seguros para la indemnización de la explosión de la Magdalena. Los afectados deberán comparecer ante audiencias judiciales para cobrar por los daños.

El pasado 21 de julio, Cangas del Narcea presenció una explosión pirotécnica de la que aún no se ha restablecido completamente. En la víspera de las fiestas de la Magdalena, en el Prao del Molín.

El Ayuntamiento y las aseguradoras se han reunido para establecer la responsabilidad de pagar los numerosos daños en la villa. Pero sin llegar a un acuerdo, a pesar de haberse reunido en varias oportunidades durante semanas.

El alcalde José Víctor Rodríguez,  justifica este hecho a que las aseguradoras no comparten que hubo “cúmulo de circunstancias” atenuantes. Aunque, el Ayuntamiento considere lo contrario, aludiendo a que la preparación para el evento de esa noche sí lo representa.

Entre los reunidos estuvieron: Willis, el corredor de seguros del Ayuntamiento y el seguro Helvetia por los tiradores a cargo. También, por la parte de la pirotecnia estuvo Mapfre y Allianz del seguro de RC del Consistorio.

Por consiguiente, habrá que esperar al desenlace de las investigaciones iniciadas por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción. Que determinará la responsabilidad civil y directa de los daños causados. Aunque estos podrían ser las peñas organizadoras de la tirada, los tiradores, la misma pirotecnia, o todos.

Detalles de la explosión

Más de 20 personas resultaron levemente heridas la noche del 21 de julio en Cangas de Narcea en el principado de Asturias. Aparentemente el desperfecto de uno de los cohetes provocó la explosión pirotécnica.

El alcalde informó, que este accidente se produjo alrededor de la medianoche en el marco de las fiestas de la Magdalena. Y generó el estallido de cristales en muchas casas y comercios, caídas de muros y grietas en los balcones.

El alcalde explica que según una de las hipótesis es que fue provocada por la mala trayectoria de un cohete. Que cayó en el área donde se había almacenado el resto de material pirotécnico en el Prao del Molín.

Los heridos a consecuencia de los cristales rotos durante la explosión ascienden a 20 aunque ninguno de gravedad. Incluso, su mayoría pudo dirigirse sin ayuda al hospital Carmen y Severo Ochoa.

Las fiestas fueron suspendidas, y el regidor agradeció la respuesta inmediata de los miembros del Plan de Seguridad.

Luis Martínez Tejón, quien preside la sociedad de Artesanos refirió que la explosión le tiró una pared del local. Cuenta que tuvo que arrojarse al piso y luego contempló cientos de vidrios rotos en calles y locales. Desde la plaza del Ayuntamiento, otro socio del mismo colectivo contó cómo la onda expansiva lo “echó para atrás”.

La Guardia Civil redobló sus efectivos, así como la policía. El personal médico abrió el Hospital para atender los heridos, que sumaron 19 por cortes y uno por quemaduras, ninguno grave.

Fue un gran susto, y se valoró el plan de seguridad que indicó un perímetro mayor al establecido. Este fue un programa establecido por el Ayuntamiento con motivo de los juegos pirotécnicos. Gracias al cual no hubo ninguna desgracia, afirma el alcalde. Quien finalmente añade que deben tomar acción para que no se repita otra situación parecida.

Para las indemnizaciones, recurrir a la demanda civil

Los más de 600 afectados tendrán que efectuar demandas civiles, adicionales a las denuncias que han hecho. Para que se les efectúe el pago proporcionado a sus indemnizaciones.

El procedimiento que deben seguir los afectados les será señalado por sus aseguradoras correspondientes. Y los que no cuenten con un seguro recurrirán a un abogado o gestor para representarlos ante el procedimiento. De esa manera el juzgado iniciará la búsqueda de el o los responsables.

El juzgado cuenta con el informe de la Guardia Civil, y las denuncias recopiladas de la oficina de atención municipal. Las conversaciones con las aseguradoras se reanudarán durante el avance de las investigaciones.

Se estima que el coste total de la reparación de los daños oscila entre 1,5 y 1,8 millones de euros. Aunque el alcalde afirma que se le dará forma oficial a la cifra al culminar las valoraciones del peritaje.

Notas de Interés
· Una de las edificaciones más afectadas tras la explosión fue la piscina. Y el alcalde Rodríguez avanzó con la licitación del proyecto de reparación que le valdrá 250 mil euros. La proyección indica que volverá a estar funcionando en febrero.
· Un vecino recordó una explosión similar el 23 de julio del ’79 durante la tranca final de las mismas fiestas.

También te puede interesar