El sector bancario en los dos últimos años se ha motivado y reaccionado en el cuidado del medio ambiente. El sector se ha proclamado el primer luchador contra el cambio climático y solo él es capaz de financiar lo necesario para combatir el cambio climático.

Las Naciones Unidas y la Comisión Europea coinciden en que es necesario que el sector bancario sea quien de los primeros pasos hacia una economía sostenible. En la que el cuidado del clima y el medio ambiente es prioridad.  Y son los aspectos en los cuales deben realizarse las primeras inversiones. Los proyectos que financia deben estar enfocados a ser respetuosos con el planeta.

Entidades en España como, por ejemplo, el Banco Santander o el BBVA, fueron de las primeras en comprometerse a realizar inversiones. Las cuales estuvieron por el orden de los 220.000 millones de euros. Para financiar proyectos sostenibles a realizar antes del culminar el 2025.

La entidad liderada por Ana Botín ya hizo pública la decisión de invertir 120.000 millones de euros en el período 2019 – 2025. Una inversión verde, que alcanzará al llegar al 2030, la cantidad de 220.00 millones de euros.

Este objetivo es ambicioso y viene adelantado, con los primeros pasos ejecutados por Santander. Quien destino la cantidad de 50.000 millones de euros en proyectos sostenibles, en el período 2015 – 2018.

En este sentido la entidad financiera facilita e incita a las demás compañías financiadoras apoyar los proyectos verdes. Y además está comprometida con sus clientes, a facilitarles el proceso de transición hacia la sostenibilidad. O en tal caso, reducir la huella de medio ambiental, mediante el uso del 100% energía proveniente de fuentes renovables en 2025.

De igual forma tiene como objetivo, eliminar de todas sus sucursales, el uso del plástico de un solo uso. Así como también de los 13.000 edificios corporativos en 2021.

Por otra parte, el BBVA, en su plan de compromiso 2025, tiene también estimado aportar una cantidad hasta de 100.000 millones de euros, e proyectos sostenibles. Así como en agro negocios y de emprendimiento y de inclusión financiera.

Es así como el banco se encuentra firmemente comprometido a combatir el cambio climático movilizando capital para lograrlo. De esta manera cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La entidad trabajará para aportar a sus clientes soluciones innovadoras, y sostenibles, ayudándoles en el proceso de transición.

Revise ahora los mejores seguros low cost y disminuya los gastos en seguros.

Los Bonos “verdes”

El BBVA y el banco Santander están al mando de la emisión de los bonos verdes. Son productos de títulos de deuda, donde el dinero que se capta con su colocación tendrá como destino financiar proyectos que sean sostenibles e orden ambiental o social. Y los bonos son emitidos por las compañías privadas y también por Organizaciones públicas.

El Banco Santander por su parte, emitió su primer bono verde por 1.000 millones de euros en octubre de este año. Y el 50% de los fondos, será para refinanciar proyectos de energía renovable. Tanto eólica como solar, eólica y solar. El otro 50% se utilizará en financiar proyectos similares, pero en los próximos cinco años.

Mientras que el BBA por su parte, en mayo del 2018 emitió su primer bono verde por la cantidad de 1.000 millones de euros. Asimismo, otro bono por la misma cantidad de euros, en junio de este año.

CaixaBank también se compromete con el ambiente

CaixaBank sigue los pasos del BBVA y Santander, comprometiéndose con el ambiente. A través de actividades que contribuyan de alguna forma a reducir el impacto ambiental y dar respuesta al cambio climático.

En el aspecto corporativo, CaixaBank financia proyectos de energía renovable. En los ámbitos de agua, tratamiento de residuos, transporte limpio entre otros. En este sentido en 2018 logró financiar doce proyectos diferentes, por un total de 645 millones de euros, lo que implica 5.216 megavatios de potencia.

Asimismo, desde el 2012 ha financiado otros proyectos de energías renovables, que han alcanzado más de 23.700 MW de potencia instalada. En total los proyectos de energía financiados por la entidad, representan el 38% del total. Y de ellos, el 81% son de energía renovable.

Cuando se trata de pymes y particulares, la entidad ofrece ecoPréstamos y ecoMicrocréditos personales. Con el objetivo de financiar al cliente la compra de vehículos y electrodomésticos eficientes. Así como también, para realizar reformas en el hogar, en la búsqueda de mejorar la eficiencia.

También tiene una línea de ecofinanciación para el sector agrario, a través de la cual financia proyectos relacionados con la eficiencia (agua, energías renovables, gestión de residuos, agricultura ecológica).

En general muchas entidades financieras ya cuentan con sus programas de sostenibilidad. La banca española en los últimos meses también impulsó las hipotecas verdes. Son créditos para adquirir vivienda eficiente energéticamente.

El grupo Cajamar fue el último en la lista para incluir las hipotecas verdes en su cartera. Y Ya Bankinter y CaixaBank trabajando para lanzar muy pronto este tipo de préstamos y también Unicaja piensa en hacerlo.

El Banco Sabadell, también, trabaja para minimizar los impactos ambientales. Tanto de procesos, instalaciones como de servicios relacionados a la actividad. Enfocados en la gestión energética, contratando energías renovables y usar edificaciones que sean sostenibles.

En lo referente al negocio, incentiva el desarrollo de un modelo energético sostenible, invirtiendo y financiando energías renovables., así como emitiendo bonos sostenibles o en la vía de nuevos modelos de movilidad.

Utilice siempre el mejor comparador de seguros, para encontrar la mejor opción del seguro que necesite