El consejo de Administración del Banco Santander, aprobó recientemente en septiembre, un recorte en sus beneficios de 1.500 millones. Ocasionado tanto por el Brexit como  por el deterioro de la filial del Reino Unido.

El cargo, atribuido a la desaceleración de la economía a causa del Brexit, se hará efectivo en el tercer trimestre del ejercicio. Sin embargo, no afectará al capital del banco ni a los accionarios.

En este sentido, la entidad financiera emitió un comunicado donde expresa que  dentro de «la planificación anual de trabajo y conforme a la normativa contable, el Santander ha llevado a cabo una revisión del fondo de comercio adscrito a Santander UK. Lo que arroja como resultado un deterioro por importe aproximado de 1.500 millones de euros«.

Ana Botín,  presidente de Santander, afirma que el ajuste es debido «principalmente al cambio en las expectativas para Santander UK como consecuencia de un entorno regulatorio complejo.

Entre otras razones por los distintos efectos negativos de la regulación que obliga a los bancos a separar el negocio de banca minorista del de banca de inversión (ring-fence)».

Así mismo explica, que el ajuste también es debido al aumento de presión por parte de la competencia en el Reino Unido. Así como también por el desequilibrio e inestabilidad que se generó por en Brexit en el crecimiento de la economía del país.

Sin embargo, manifiesta que la entidad estaba en la espera de ese ajuste, según le indicaron sus analistas. Debido a que la entidad financiera venía perdiendo fortaleza debido a la situación generada en los últimos trimestres del año.

Resultados obtenidos por Santander UK

Los resultados que obtuvo Santander UK alcanzaron los 582 millones de euros en junio. Lo que representa un 13 % menos que el mismo periodo del 2018.

Fue necesario destinar 172 millones de euros en esta filial de acuerdo a lo manifestado por Santander. Monto que se usó «para la optimización y reestructuración relacionada con un plan para eventuales reclamaciones del seguro de protección de pagos».

También se explicó, que los cambios acontecidos en las normas ocasionó un aumento de los activos en la sucursal de la entidad en Londres. La cantidad estuvo alrededor de los 40.000 millones de euros, donde el 62,5 % corresponde a un traspaso inicial de activos realizado por Santander UK.

Además se ocasionó un incremento en los costos ya que se duplicaron algunas funciones. Lo que en consecuencia, dio lugar a que bajara la capacidad de Santander UK, de generar más beneficios.

Revise ahora los mejores seguros low cost y disminuya los gastos en seguros.

Se mantienen los dividendos del 2018

En el tercer trimestre, se realizará el apunte contable del saneamiento en las cuentas del grupo Santander. Por supuesto, tendrá influencia en el beneficio atribuido, pero no afectará el resultado ordinario.

Tampoco  impactará el valor contable tangible por acción, del grupo Santander y mucho menos en los compromisos contraídos con los clientes.

En el mismo sentido, no «afectará a la ratio de capital CET1 de Banco Santander, puesto que los fondos de comercio están excluidos de su cálculo, a la generación de los flujos de caja ni a los objetivos a medio plazo del grupo».

Por otra parte, el consejo de Administración del Banco Santander aprobó el primer dividendo con cargo a los resultados de 2019.

Abanca aumenta cientos de miles su cartera de clientes con el mercado luso

El valor total es de 0,10 euros por acción, el cual se abonará completamente y en efectivo desde el 1 de noviembre. Así mismo señalan que el precio es el mismo pagado hace un año atrás entre agosto y noviembre, cuando se cancelaron 9,665 y 0,035 euros respectivamente.

El grupo Santander registró de esta forma, un beneficio neto de 3.231 millones de euros en los dos primeros trimestres del año. Lo que representa un 14 % por debajo que el año pasado.   

Cabe destacar que la entidad financiera anunció en 2018 que desde el 2019 los accionistas de esa entidad recibirán el dividendo en una forma diferente a como se hacía corrientemente. En esta oportunidad se le harán dos pagos,  en lugar de los cuatro que percibían hasta los momentos.

Se informó además que  el 29 de octubre, será el último día destinado a negociar la acción con derecho a cobrar los dividendos. Así, el 30 de octubre ya cotizará ex dividendo.

De igual forma, el consejo también confirmó,  que tiene la intención de mantener una parte del beneficio atribuido ordinario del 2019. Que se dedica al dividendo (payout) contemplado entre el 40% y el 50%, y que además la proporción del dividendo en efectivo será  la misma cantidad que el 2018.

Utilice siempre el mejor comparador de seguros, para encontrar la mejor opción del seguro que necesite