En 2018, los españoles gastaron 1.369,5 euros en promedio en diferentes pólizas de seguros. Lo que significa un aumento de 11,7 euros respecto al 2017 (1.357,8 euros). El menor desembolso ocurrió en el ramo de seguros de Vida. Con un gasto de 616,8 euros/persona, frente a 629,4 euros realizados en 2017.

Sin embargo esto fue compensado por los seguros de No Vida. Donde se registró un desembolso de 752,7 euros frente a 728,3 del 2017.

Estas cifras están registradas en el informe “El mercado español de seguros en 2018” del Servicio de Estudios de MAPFRE.

Utilice siempre el mejor comparador de seguros, para encontrar la mejor opción del seguro que necesite

Desembolsos por comunidad autónoma

En el informe, también se presentan los gastos realizados en las diferentes comunidades autónomas españolas. Así, se tiene que en Madrid fue de 1.631 euros/persona y en Aragón de 1.434,6 euros. En Cataluña este alcanzó 1.408,7 euros.

Estas tres comunidades tienen un gasto en productos aseguradores, por encima del promedio. Mientras que en el extremo opuesto, donde el gasto en seguros por habitante es menor, se ubican otras comunidades autónomas.

Así, Ceuta y Melilla tuvieron un gasto de 665,4 euros/persona. En Murcia fue de 775,6 euros y Canarias  735,5 euros/persona. Finalmente se ubica  Extremadura con un desembolso de 822,9 euros/persona.

En conclusión, la industria aseguradora en España ingresó 64.377 millones de euros en el ejercicio 2018. Lo que representa 1,5% más que 2017. Esta cantidad es un aporte del 5,33% del PIB, frente al 5,44% registrado en 2017. También se aleja del récord histórico alcanzado en 2016.

Asimismo, en el mercado internacional, España se ubica ante Brasil, en el puesto 14 del ranking de la industria aseguradora.

Revise ahora los mejores seguros low cost y disminuya los gastos en seguros.

Análisis por segmento asegurador

El aumento de primas en 2018 en la industria aseguradora española, se produjo gracias al buen comportamiento de la línea de negocio de No Vida. Esta creció durante cinco años seguidos debido a la recuperación de la actividad económica. También gracias a la mayor capacidad de consumo tanto de empresas como hogares de familia.

Hay un aumento destacado en los seguros de Salud. Crecieron a un elevado ritmo en casi una década, de más de 5,6%, hasta alcanzar los 8.524 millones de euros. Este comportamiento indica que durante 2019 las entidades aseguradoras incrementarán servicios a sus clientes de distintas formas, enfocados a la “salud digital”.

Como, por ejemplo, fomentar el uso de aplicaciones móviles o el uso de tarjetas sanitarias digitales.

Por su parte, el ramo de automóviles sigue siendo el que acumula el mayor volumen de primas. En 2018, la cuota en No Vida fue del 31,5%, lo que significa 11.135 millones de euros. Por otro lado, los seguros multirriesgos, registraron un aumento del 4%, con un volumen de primas de 7.244 millones de euros.

Mientras que en el ramo de Vida, se redujo sutilmente la caída de primas. En 2018 la cifra fue de -1,4% en comparación a -5,6% en 2017, hasta alcanzar los 28.995 millones. En este sentido, el ahorro gestionado mantiene un crecimiento positivo y también una tendencia ascendente.  Con un aumento de las provisiones técnicas de 2,6%.

En igual sentido, las inversiones de las entidades aseguradoras aumentaron un 1,1%. Hasta los 295.287 millones de euros en 2018. Del total de inversiones, el 55,1% corresponden a activos de deuda pública. Y a la renta fija corporativa corresponde el 20,6%. Mientras que las inversiones en renta variable iniciaron un proceso de recuperación hasta alcanzar el 5,2% en 2018. El máximo valor registrado en diez años.

Conclusiones, alto potencial de crecimiento

Durante el 2018 se confirma por lo tanto, la ralentización del mercado asegurador.  Esto ha elevado la Brecha de Protección del Seguro (BPS). En definitiva, permite definir el mercado potencial de seguros. O en tal caso, el que podría alcanzarse en caso de que esta brecha desaparezca.

La brecha aumentó hasta 29.000 millones de euros. Lo que representa 800.000 euros más que 2017. Este insuficiente desarrollo se sitúa en especial en el segmento de Vida. De hecho en 2018, el 96,1% de la BPS (27.847 millones) correspondió a este ramo.

Por tal razón, el segmento Vida, debería crecer a una tasa promedio anual sostenida del 7%, durante los próximos diez años. Así lograr cerrar esa brecha.

Utilice siempre el mejor comparador de seguros, para encontrar la mejor opción del seguro que necesite

También te puede interesar