30% de la salud es privada y va en aumento
Nota: 5 de 5 (100%) de (100%) 1 voto[s]

La salud en España está cubierta en alto porcentaje por el sector privado. La sanidad particular mueve alrededor del 30% del total de dinero que se mueve en el sector salud en España. Ese porcentaje está representado por 30.000 millones de euros y los seguros sanitarios son ahora una vía para seguir creciendo.

Los tratamientos más innovadores llegan por la vía privada. La terapia de protones  por ejemplo es un tratamiento avanzado contra los tumores que destruye las células cancerosas. Ello sin afectar al tejido sano y con efectos secundarios menores que la radioterapia. Esta tecnología médica llegará a España a través de dos grupos privados, Quirónsalud y la Clínica Universidad de Navarra.

Así, llegan al sector muchos más ejemplos de  los avances logrados en salud, en el país. Las últimas cifras oficiales, revelan un gasto de más de 100.000 millones de euros en el 2016. De este total de gastos, el 71% lo cubren los presupuestos de las diferentes comunidades autónomas. El 29% restante, es desembolso del sector privado.  Es equivalente a 29.300 millones de euros.

Es principalmente para pagar, medicamentos y servicios médicos extra-hospitalarios.

Entre 2009 y 2013… recortes en la administración 

Hace una década, la proporción era diferente. El 76% procedía de los presupuestos de las comunidades y un 24% del presupuesto familiar.

Los recortes en la administración redujeron los presupuestos de las comunidades en 9.000 millones de euros entre 2009 y 2013. El detrimento era tan evidente que se vio reflejado en las encuestas de satisfacción ciudadana. Aumentaron las listas de espera, el copago y la externalización de servicios. Así como  las protestas en la calle por parte de los profesionales de la salud, en defensa del servicio público.

Del 2013 al 2017  el presupuesto de las Administraciones para la salud crece un 2,6% y el gasto privado también. Esto indica que es un negocio capaz de salir exitoso en cualquier momento.

En  el 2014 había más de nueve millones de personas con cobertura de seguros médicos. De este total, casi el 22% correspondían a las mutualidades de funcionarios (Muface, Mugeju, Isfas). Actualmente los asegurados llegan a los 10,3 millones. El número de personas cubiertas por mutuas es menor.

Unespa, señala,  que “Son productos a precios competitivos y accesibles. Ofrecen acceso a un especialista sin pasar antes por el médico”. Por otra parte, añade el director de la fundación Idis, Manuel Vilches, que “Sube el número de asegurados, pero la prima media no crece”.

Asimismo explica que las pólizas son asequibles y ofrecen coberturas bastantes  amplias. “Cubren prótesis, oncología…, un montón de procesos onerosos por cantidades muy bajas”. Las listas de espera son su gancho comercial.

La salud privada está al alcance de la mano

En la salud pública llegar a un especialista es una carrera  que puede tardar  meses. Sin embargo, en las clínicas privadas, según la OCU, en 14 días en promedio ya es atendido por el especialista.  En este sentido, explica Javier Murillo, director de Seguros Caixa Adeslas  “La concienciación sobre la salud y el aumento del nivel de vida explican este crecimiento sostenido”.

Seguros Caixa Adeslas  tiene una cuota de mercado del 32%. Es la primera compañía del país en este ramo, y crece un 8% gracias a que gestiona 2.462 millones en primas. Le siguen Sanitas, Asisa y DKV, un poco alejadas de Caixa.

Absorber cientos de miles de nuevos clientes cada año no es sencillo para los 460 hospitales privados del país. Además  la tensión entre aseguradoras y hospitales aumenta debido a  los precios.   En este sentido,  un directivo anónimo del sector privado afirma “estamos entrando en una zona de desequilibrios. No nos puede pasar —y en algunos centros está sucediendo— que se generen listas de espera. Los precios de la sanidad privada deben ir al alza para mejorar servicio y absorber esos crecimientos de pólizas”.

Sergi Jiménez, profesor de la Universidad Pompeu Fabra opina que “Lo mejor y lo más barato es tener una sanidad pública eficiente, eso es clarísimamente más barato”. Pero además  reconoce que el dinero invertido por los particulares cubre los espacios que dejó la caída de los presupuestos.

También te puede interesar