Cómo elegir un buen seguro de coches
Nota: 5 de 5 (100%) de (100%) 2 voto[s]

Cuando adquieres un coche, una de las primeras reglas que debes seguir es comprar uno de los seguros de coches de responsabilidad civil para ejercer tu derecho de conducirlo sin riesgos. Por ello, muchos se preguntan cómo elegir un buen seguro de coche.

La empresa que te venda tu auto debe recordarte esa normativa. Usualmente se puede tramitar su adquisición de un seguro, antes de sacar el coche del distribuidor. De lo contrario, es preferible que no lo saques de tu garaje hasta conseguirlo.

Ese seguro puede cubrirte si dañas otro vehículo con el tuyo o a las personas que vayan dentro de él, así como a quienes vayan en el tuyo. Pero no cubre tus propios daños o los costos derivados de la reparación de tu auto. Es un seguro para terceros.

Cada compañía de seguros está en capacidad de ofrecerte alternativas. De ese modo conocerás los límites que pueden cubrir cualquier eventualidad que tengas y si estás en posición de pagar los precios que tienen.

De esta manera se puede comprender la importancia de contar con un asesor de confianza. Te señalará los pros y contras de cada alternativa y te recomendará una póliza cuyas tarifas sean convenientes para ti.

Esto comprende los llamados seguros para coches voluntarios. Que cada propietario adquiere conforme a sus posibilidades e intereses de sentirse protegido.

Para optar a diferentes tipos de seguros como, el del conductor, pérdida total o parcial, reparaciones o servicio de grúa. Se considera el tipo de coche, su capacidad, el año y el modelo.

Ahora, si esperas evitar cualquier riesgo y contar con una póliza que te respalde si tienes algún accidente, que incluya tu vehículo, a ti y al tercero que resulte afectado. Puedes escoger un seguro a todo riesgo.

¿Qué debes hacer para contar con el seguro más apropiado para ti?

Una preocupación común señala que habitualmente las personas tienen una inquietud referida a quién dirigirse para adquirir una póliza de seguros. Si acudes a una compañía de seguros, es posible que lo hagas en respuesta a alguna publicidad o promoción que realicen para atraer nuevos clientes.

Comúnmente se llega a acuerdos sin mayor problema y la gestión se desarrolla sin esperas y a buenos precios.

Pero si esperas recibir un trato más individualizado, la sugerencia es que ubiques a un corredor. Éste le hará cotizaciones de diferentes empresas aseguradoras con similares condiciones. De este modo puedes comparar las ofertas y con su asesoría, elegir la que percibas como mejor para ti.

Muchas personas escogen sus seguros de coches guiándose más por el costo que por los beneficios que le puede brindar. Lo ideal es buscar un equilibrio entre ambos.

Piensa por un momento que compras tu póliza por su bajo precio y que al momento de un incidente no cubre las deudas de modo amplio y debes desembolsar una alta cantidad para saldar las cuentas devengadas por el mismo.

¿No te parece que hubiera sido preferible pagar algo más y estar más desahogado y sin angustias ante la eventualidad?. Situaciones como éstas son las que deben analizarse antes de seleccionar una póliza y el asesor es quien mejor puede guiarte al respecto. No dejes de hacer las preguntas que aclaren tales situaciones.

¿Qué tipo de seguro debes adquirir?

Uno de los elementos que toma mayor peso es el año de fabricación de tu coche, es decir, su antigüedad. Recuerda que debe hacerse un avalúo y estimar su precio actual para que la prima que pagues cubra su costo de reposición en caso de pérdida total.

Fíjate en los resultados del avalúo, si tu coche pasa de diez años. Es probable que la tasa a pagar por concepto de cobertura a todo riesgo sea demasiado elevada en comparación con las ventajas que te ofrece.
En referencia a esto, el RACE sugiere tomarlo sólo para casos en que los vehículos no superen los cinco años. Si como resultado de las comparaciones notas que debes buscar otra opción, indaga sobre aquellos que ofrecen coberturas ampliadas y seguros a terceros.

Sobre todo porque aparte de conocer la antigüedad del coche, se considera su uso, el resguardo que tiene, tu dirección y su tipo. Para saberlo, el representante de la compañía de seguros te hará algunas preguntas.
Querrá saber si el tipo de vehículo que tienes es de uso familiar o de transporte, si vives en una zona urbana o rural, así como si cuentas con un garaje o estacionamiento donde guardarlo o si debes dejarlo en la calle.

Todos estos datos son importantes porque ponen de manifiesto la exposición a riesgos que tiene tu vehículo ante incendios, robos o accidentes de diferentes orígenes.

Cuando se vive en áreas rurales generalmente hay probabilidad de que se desarrollen actividades de caza cerca. Mayor exhibición ante rayos o caídas de árboles si no se cuenta con un espacio techado para protegerlo. En la ciudad, a su vez, dejar un vehículo en la vía lo expone a robos, raspones o golpes.

¿Comprendes los riesgos de uno y otro caso?

Esos datos son parte de los aspectos que debes analizar. Como complemento a esto, ¿en algún momento has comparado los costos de reparación de un vehículo estándar y uno de lujo? Estas cuentas también inciden en el tipo de póliza que vas a adquirir y el precio de la misma.

Por otra parte, las aseguradoras también se han actualizado en información referida a la frecuencia de uso de los vehículos y en correspondencia, han diseñado opciones adecuadas para ello.

Esto significa por ejemplo.Que si sólo manejas cuando vas a salir de vacaciones, para salir los fines de semana, para hacer compras específicas una o dos veces al mes. La aseguradora puede proponerte colocar un dispositivo que monitoree tus salidas en el coche para asegurarlo durante esos momentos concretos de uso.

Esta modalidad de póliza se conoce como “pay as you drive”. Que a pesar de la importancia que tiene en referencia a la manera de asegurar los vehículos. No ha sido muy bien acogida por sentirse vigilados los propietarios de coches en cada movimiento que puedan hacer.

¿Qué hacer, entonces?

Déjate guiar por los expertos en esta área. Ten presente que su experiencia puede ser de provecho para ti si no cuentas con los conocimientos suficientes sobre las novedades en seguros para coches.

La depreciación cuenta, por lo cual no será conveniente adquirir pólizas de gran costo si te explicas hasta qué punto estarás realmente cubierto con ella. Hay que ser sensato y pensar con la cabeza fría. La objetividad debe reinar en estos procedimientos para aceptar la realidad.

Por lógica general, debes comprender que si tu coche es nuevo tendrás que pagar más.

También debes saber que si tu vehículo ha sido asegurado cada año y no has sufrido accidentes, tu póliza considerará un descuento en tu póliza a causa de ello y tu prima será menor. Lo que se percibe como una forma de ahorro y un premio tanto a tu fidelidad si te mantienes con la firma como por tu cuidado al conducir.

También te puede interesar