La noticia sorprende a algunos mientras que otros aplauden la iniciativa. La Unespa Asociación Empresarial Del Seguro ha decidido facilitar el lenguaje en los contratos de seguros.

El lenguaje importa

Claro que en estos casos, el lenguaje importa y mucho ya que los contratos se realizan en forma escrita y mientras más comprende e usuario, será más sencillo decidir en base a sus verdaderas necesidades y preferencias.

A fin de cuentas, la información es poder. Y lo cierto es que la mayoría de la población no maneja de forma corriente la jerga y el léxico jurídico.

Mejores prácticas empresariales en los seguros

Esta medida, forma parte de un conjunto de medidas que se toman a fin de mejorar la experiencia de los clientes potenciales y generar un usuario más consciente e informado.

De este modo, el servicio romperá la barrera lingüística y se acercará más al público en general.

Una guía hecha a conciencia

El objetivo de la guía es simplificar la comunicación entre los corredores de seguros y los contratantes potenciales.

Bajo esta meta, se realizó gracias a encuestas y consultas en donde las personas fueron la clave para elegir lo 51 términos que no debería usar un corredor de seguros.

La asociación reconoce: ” Para UNESPA, la elaboración de este nuevo documento se presenta como una magnífica oportunidad para que las entidades aseguradoras pongan en práctica los trabajos de clarificación terminológica realizados y que han dado como resultado el Listado de términos

Términos que deben dejar de usarse

En primer término, se encuentran aquellos términos que debido a su nivel de complejidad deben dejar de usarse por completo, como:

Edad Actuarial, Expoliación, Valor de mercado, Valor de nuevo, Valor de reposición, Valor estimado, Valor real y Valor venal; entre otros.  En cambio, se usará una explicación al cliente.

Vocablos a sustituir por términos alternativos

En este orden se hallan palabras comúnmente usadas por los aseguradores que pueden sustituirse por un término alternativo. Por ejemplo: En lugar de decir baremos, se dirá tabla de valoración, y en lugar de decir extorno, se dirá devolución.

Palabras a sustituir mediante su significado

En el último lugar están palabras que no tienen sinónimos fáciles de entender y que deben sustituirse por una breve explicación de su significado. Por ejemplo: No decir Vida entera, sino seguro de vida vitalicio.

 

 

 

 

 En el segundo se recogen algunos vocablos comúnmente utilizados en el lenguaje asegurador
y que se propone sustituir por otros de lenguaje común, más cercanos a los consumidores de
productos de seguros. De esta manera, los términos técnicos se sustituyen por palabras o
expresiones más familiares que han sido testadas con los consumidores.
 Finalmente se incluyen determinados términos que se propone sustituir por una breve
explicación al no haberse encontrado un término alternativo en el lenguaje común.

 

Unespa publica guía para simplificar los contratos de seguros
Valore esta noticia