Axa pagará 150.000€ por mala práctica en una operación dental
Nota: 5 de 5 (100%) de (100%) 1 voto

Actuación defectuosa, producción de daños y perjuicios por incumplimiento del deber de información a una paciente en una clínica dental en Madrid, fueron las causas por las cuales se dictaminó la sentencia por malas prácticas. La compañía aseguradora aseguradora Axa debe responder a la clienta. Veamos cómo sucedió.

Indemnización justa por negligencia médica

La aseguradora AXA debe pagar a mujer la cantidad de 150.000 euros. La asociación especializada en negligencias médicas, por medio de un comunicado informó de la sentencia que un juzgado de Madrid ha enviado contra la clínica dental, por todos los daños causados a una paciente al practicarle un tratamiento dental.

Una actuación defectuosa en la extracción del molar 36, incumplimiento del deber de información y la colocación inmediata de implante de titanio fueron las principales causas de la sentencia.

La mujer fue a la clínica dental con un fuerte dolor en la pieza dental. El doctor que la recibió no le realizó ningún tipo de examen complementario ni obtuvo algún consentimiento informado de la cirugía. Se procedió a la extracción de la pieza dental y una vez extraída, rápidamente pasaron a la colocación del implante.

Control radiológico ausente

La falta de control radiológico fue clave en la sentencia

Luego de haberle realizado la operación, la paciente acudió en dos ocasiones a la clínica, manifestando parestesias y un fuerte dolor en toda la zona de la mandíbula izquierda. Lo más extraño es que no le realizaron en ningún momento un control radiológico.

Indolencia y falta de profesionalismo

Durante un mes, cada semana la paciente iba a la clínica dental exponiendo la sintomatología, pero la panorámica se la realizaron el día 01 de julio de 2011, por las indicaciones de una clínica dental distinta, de esta manera, se comprobó mediante TAC que se le perjudicó la tercera rama del nervio trigémino.

Mala praxis de principio a fin

En el informe de la sentencia se destaca que la mala praxis se relacionó directamente con la falta de control radiológico, antes, y después de la intervención. Lo cual es sorprendente, ya que todo profesional del ramo conoce que por esa zona pasan hay terminaciones nerviosas delicadas.

Aunque lo ideal es que estos eventos no sucedan, este hecho destaca la importancia de contar con el apoyo de una compañía aseguradora a fin de cubrir daños a terceros.

También te puede interesar